VIDEOS

CONVOCATORIA PARA EL 11 DE OCTUBRE: 4º ENCUENTRO DE LA RESISTENCIA INDÍGENA, ULTIMO DÍA DE LIBERTAD DE NUESTROS PUEBLOS

Hace más de 500 años, vivían en estas tierras muchas comunidades que usaban colectivamente la tierra, producían alimentos para todos. Para estas culturas tanto el trabajo como el alimento eran elemento sagrado, no se trabajaba a cambio de dinero ni se le negaba el alimento a nadie, eran comunidades distributivas.

Los españoles no vinieron pacíficamente, como nos dijeron en la escuela; de esta manera trataron de sistematizar el olvido de un genocidio, que en toda la historia de la humanidad no existe un hecho de tal magnitud que a la vez fomentó la explotación de los sobrevivientes hasta el presente.

Con la llegada de los españoles, comienza una etapa en que se mata mucha gente diciendo que se lo hace en nombre de Dios. Se usaba un sistema llamado encomienda, en el cual los pobladores nativos trabajaban como esclavos para que los españoles los cristianizaran .

Las comunidades son desplazadas de sus tierras y llevadas adonde los españoles decían (desarmando familias y comunidades enteras).

Esta forma de gobernar se aplicó en toda América hasta la llamada independencia, donde se forman los estados nacionales, que no son otra cosa que la continuación del régimen anterior bajo una nueva forma hegemónica.

En esos países empiezan a gobernar los nuevos criollos que solo piensan en parecerse a Europa y desconocen el valor cultural de los pueblos.

La historia la escribieron los capataces de los colonialistas y nos dijeron que estas personas eran próceres: Alberdi, Sarmiento, Mitre, Roca

Así nos trataron de convencer que esta manera de organizar el país (injusto y desigual) era la mejor y la única posible.

Para que los poderosos se quedaran cada vez con más tierra. Se persigue toda clase de levantamiento popular (indígenas y campesinos) y se realiza la campaña del desierto, matando a los pueblos del sur y del chaco y limpiando los campos, repartiendo ese preciado botín entre los terratenientes que hoy son parte de la sociedad rural y sus aliados.

Pero los indios no estamos vencidos, estamos de pie, luchando por lo que es nuestro (territorio, cultura, trabajo colectivo) indios nativos pero también nuestros vecinos y compañeros de lucha, los nuevos indios, que por el hecho de procrear, pisar este suelo, respirar este aire, son nuestros hermanos.

Por eso, cada 11 de octubre a modo de contrafestejo, convocamos e invitamos a participar de una gran actividad cultural junto a otras de todo el continente, a realizarse en la Plaza de la Resistencia Indígena, ex puente de la Noria.

¡¡¡LOS HIJOS DE TUPAC AMARU!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s